100

/Sometimes words have two meanings

En 1971 Led Zeppelin presentó “Stairway to heaven” en el disco “Led Zeppelin IV“, convirtiéndose en una de las canciones más solicitadas por las emisoras de radio. El grupo de música crea un precedente en la música rock del siglo XX, donde paralelamente suceden una cadena de comportamientos que vienen delimitados por políticas Neoliberales que asumimos como forma de vida: matrimonio, religión, niños, amor, casa… Los valores que que contienen estas palabras derivan varios significados en su concepto de ser practicados. No obstante sólo uno de los paradigmas deviene legítimo, generando una necesidad del ser que construye jerarquías sociales que limitan y delimitan el comportamiento, definido entre el bien y el mal.

Es por esta razón, que en el nacimiento del rock and roll se asocia a una forma de vida perversa y fuera de lugar (de la normalidad) y sus mensajes, o letras, se convierten en una fuente de perversidad que hay erradicar, entre otras razones, porque convierte a quienes la escuchan, en miembros de sectas o perturbadoras sociedades fuera de control.

Este trabajo explora las relaciones entre el mítico mensaje de Robert Plan “Sometimes words have two meanings“, que sirvió de excusa a cientos de colectivos anti-rock “católicos” que solicitaban que el gobierno de los EUA prohibiera la existencia de la banda. En el presente trabajo se muestra al cantante Robert P. repetidamente y la aparición de palabras que pueden ser interpretadas desde varios prismas de perversidad. Cada palabra construye una imagen concreta al espectador para posteriormente ser cuestionada por el cantante. El vídeo pretende ser un ensayo sobre el rock como manifestación con el fin de erradicar la idea de hegemonía, el comportamiento común y las concepciones tradicionales.

“Sometimes words have two meanings”

Vídeo digital, 8’43 min. 

00/10 +P.A.

Barcelona 2015